Oración

Oración

Oración es comunicarnos con Dios. No precisa ir acompañada de palabras. Por el contrario, la oración más perfecta es presencia amorosa, silencio intenso, instante eterno.

Orar no es pedir, ni siquiera pedir perdón. Oramos cuando amamos a Dios en nuestra vida, pero poco amamos si no encontramos momento a solas con Dios. De este amor, que es sobre todo amor recibido, surge siempre la acción de gracias. Orar es tomar consciencia del amor de Dios sobre nosotros. Eso es lo importante y de ahí surgirá todo lo demás.

Cuando nos sabemos amados por Dios y nos colocamos en el lugar que nos corresponde, entonces tomamos consciencia de nuestro ser creatural. Y entonces nos damos cuenta de nuestra falta de amor, y por eso pedimos perdón. Una petición de perdón que no nace de un sentimiento de culpabilidad, sino de la gratitud. Por eso, el conocimiento interno de nuestros pecados no nos resta confianza en la providencia de Dios sobre nosotros. Y por eso, podemos incluso dar gracias a Dios por lo que le pedimos, antes de que nos lo conceda. En la confianza de que lo obtendremos, pero también en la entrega de nuestra voluntad en las manos de Dios.

IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN EN LA VIDA DEL CRISTIANO. EL EJEMPLO DE JESÚS DE NAZARET

Importancia de la oración en la vida del cristiano Sin oración, no es posible la fe. Pueden darse unas prácticas religiosas, puede incluso existir un fuerte sentimiento de pertenencia y hasta un compromiso efectivo. Pero no lo que realmente significa la fe. De ahí la importancia de la oración en la vida del cristiano. Sin …

IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN EN LA VIDA DEL CRISTIANO. EL EJEMPLO DE JESÚS DE NAZARET Leer más »